¿Contratar un traductor/intérprete profesional, un estudiante o un fulano?

Como decimos en traducción: Todo depende del contexto.

Con mucha certeza, un estudiante que asume un encargo de traducción o una interpretación lo hará, entre otras cosas, con la intención de ganar experiencia y de darse a conocer con clientes potenciales. Por esta razón, si el estudiante cuenta con la tutoría de un profesional, podría representar una gran oportunidad para todas las partes.

Sin embargo, si la intención de contratar un intérprete/traductor principiante es únicamente reducir costos, esto refleja la falta de compromiso con la audiencia y con el orador internacional por parte de los organizadores y el resultado puede ser desastroso. Tome en cuenta los gastos en los que se incurre en una conferencia: transporte, hospedaje, alimentación, logística, seguridad, etc. Si no asegura que el mensaje supere la barrera del idioma realmente toda esa inversión será inútil. Si aun así requiere reducir costos el mejor consejo que puedo darle es reduzca costos en otras áreas, por ejemplo eventos sociales.

¿Cuánto te ahorras realmente?

Un joven profesional o un estudiante avanzado no debería cobrar menos del 70% de la tarifa de un profesional reconocido. No obstante, recordemos que en la cabina de interpretación simultánea siempre es recomendable que de los dos intérpretes, al menos, uno tenga suficiente experiencia. La primera vez que nos enfrentamos a la cabina, nos encontramos con un auditorio frente a nosotros y eso puede ser intimidante.

Si usted consigue quien le preste el servicio por menos, es pertinente dudar sobre el nivel de su trabajo, experiencia y ética. Puede que no esté a la altura de lo que necesita y en este caso yo pregunto: 1) ¿vale la pena poner en riesgo su evento? 2) ¿buscaría los servicios de un carnicero para una cirugía?

JF

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.